"De la conducta de cada uno depende el destino de todos" (Alejandro Magno).

jueves, 12 de diciembre de 2019

La Luna

La noche del 20 al 21 de julio de 1969 yo era un niño con un transistor pegado a la oreja, sobre la almohada. Escuchaba la narración de los primeros pasos humanos en la Luna. 50 años más tarde, he tenido la oportunidad de revivir aquella noche histórica con la exposición "Tin Tin en la Luna", en Caixaforum. Estas son algunas imágenes de los materiales expuestos:
 
Trajes espaciales: prototipo de Emilio Herrera (1935) de 127 kg; y modelo A7L/B de la NASA (1968-1975) de 48 kg (22 kg del traje y 26 kg del soporte vital).

Réplica del primer telescopio, adaptación de un catalejo marino, utilizado por Galileo Galilei en 1609 para observar los cráteres de la Luna y los movimientos planetarios. Con él empezó todo.
 
Réplica del módulo lunar, a escala real, diseñado para transportar a dos astronautas desde la nave a la superficie lunar.

Réplica del módulo de mando, a escala real.

Ordenador de a bordo que solo permitía introducir órdenes con códigos numéricos. Su capacidad era inferior a la de un teléfojno móvil actual.
 
Desde 1985 los astronautas d ela NASA pudieron elegir entre Pepsi-Cola o Coca-Cola, gracias a latas adaptadas

2 comentarios:

  1. Para mi también fue una noche con mucho significado. Por tus fotos, parece una exposición que no me debo perder. ¡¡Ordenador a bordo con capacidad inferior a un teléfono móvil actual!! Ahora parece increíble que pudiera completarse la misión.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Sí, fueron algo temerarios, como otros navegantes del pasado.
    Saludos

    ResponderEliminar